Alguicidas

Los alguicidas son productos químicos que previenen y eliminan la aparición de algas en tu piscina. Es muy importante para el mantenimiento de tu piscina que coloques alguicidas, tanto en verano como en invierno.

Un signo de que tu piscina necesita un alguicida es cuando el agua comienza a tomar un color verdoso. Esto significa que el agua de tu piscina estuvo expuesta a más de 12 horas con el nivel de cloro bajo y con condiciones de luz y temperatura favorables para la aparición de algas.

¿Cómo elijo el alguicida adecuado para mi piscina?

Dependiendo de las condiciones del agua de tu piscina y cuál sea tu necesidad, se pueden elegir:

Para el mantenimiento del agua:

Si frecuentemente el agua de tu piscina se torna de color verde, es necesario que utilices un alguicida preventivo que se coloque cada cierta cantidad de días, dependiendo de los litros de agua que contenga tu piscina.

Para la eliminación de algas crecidas:

Se requiere un alguicida para eliminar el problema instaurado en tu piscina con un tratamiento continuado. Tienen una acción más

¿Qué tipos de alguicidas existen?

Existen dos tipos de alguicidas, que responden a diferentes objetivos:

Alguicidas a base de cobre:

Sirven para eliminar algas que han crecido y tienen una gran acción sobre distintos tipos de algas, sobre todo las amarillas. Trae como desventaja, que se debe utilizar la cantidad correcta para no incurrir en manchas azules sobre la superficie de la piscina.

Alguicidas cuaternarios:

Son más seguros que los alguicidas a base de cobre porque no manchan la piscina. Sirven para tratar el posible crecimiento de algas sin generar espuma si se utilizan las cantidades correctas.

Consejo:

Es posible que el agua de tu piscina esté turbia luego de aplicar el producto. Esto, generalmente se debe a un desequilibrio en el ph. Se puede regular con la adecuada colocación de cloro para clarificarla.