El clarificador para piscinas sirve para mantener el agua cristalina de tu piscina y que no se torne turbia. Fundamentalmente, tiene como beneficio principal que, al reciclarse el agua, nos ahorramos mucho tiempo de limpieza y mantenimiento de la misma. Es muy fácil de utilizar: 

Modo de uso del clarificador para piscinas.

1- Mantené en funcionamiento el filtro de tu piscina durante 12 o 48 horas. Si el agua aún no se encuentra totalmente cristalizada, es oportuno añadir clarificador para piscinas.

2- Cuando coloqués el clarificador, es importante que dejes que el agua de la piscina se asiente para que las partículas que generan turbidez en el agua se unan. Podés dejarla estacionada de 6 a 12 horas. Esto genera que la suciedad no se quede en la superficie, impidiendo que el filtro las absorba. Se recomienda hacer esto en el atardecer para que haga efecto durante la noche.

3- No todas las piscinas tienen la misma capacidad. Es por esto, que se debe tener en cuenta a la hora de añadir la cantidad correcta, cuántos litros de agua tiene tu piscina. En el envase del clarificador para piscinas figura que cantidad se debe añadir para cierta cantidad de litros. Es importante cumplir con las cantidades estipuladas, ya que si se añade más puede desordenar el ph del agua. Generalmente la cantidad apropiada es de 1 litro de clarificante para piscinas para 200.000 litros de agua. 

4- Luego, encendé el filtro de la piscina para que pueda absorber todas las partículas que el clarificador para piscinas agrupó.

5- Finalmente, medí que los químicos en el agua de tu piscina vuelvan a encontrarse en niveles normales. ¡Ya está lista para nadar!

Recordá

Se debe evitar el contacto con la piel y se debe mantener fuera del alcance de los niños

Cuando hayas finalizado el tratamiento, el ph del agua debe oscilar entre el 7,2 y 7,6 para que se encuentre apta para nadar nuevamente.

Si no contás con una instalación que permita la circulación del agua, cuando añadas el clarificante para piscinas, intentá mezclarlo manualmente con algún elemento alargado para que el producto se disperse correctamente.