En las temporadas más frías del año como el otoño, por lo general, no tenemos en cuenta nuestra piscina, ni el mantener el agua limpia, a diferencia de los meses cálidos del año donde, sin dudas, la disfrutamos mucho más. Pero es importante saber cómo cuidar una piscina durante el otoño, ya que nos puede ahorrar mucho tiempo, dinero y esfuerzo.

Saber cómo cuidar una piscina en otoño y mantener el agua limpia es importante porque si la vaciamos puede ocasionar rajaduras en las paredes al no encontrarse con la continua presión del agua. Por otro lado, el agua sucia puede ser un foco infeccioso que proporcione hongos, virus y parásitos debido al agua estancada y la humedad que se van penetrando en las paredes de la piscina. Por esto, a continuación, se detallarán:

5 pasos cómo cuidar una piscina durante el otoño

  1. PH del agua: Mide qué tan ácidas o básicas son las sustancias. (7.2 a 7.8)
  2. Alcalinidad total: Mide la capacidad del agua para neutralizar la acidez (80 a 120 ppm)
  3. Cloro: Desinfecta el agua (1.0 a 2.0 ppm)
  4. Ácido cianúrico: Cuida de los rayos UV al cloro (40 a 80 ppm)
  5. Dureza cálcica: Mide el nivel de calcio, si es muy bajo el agua es corrosiva y puede deteriorar el material de la piscina (180 a 220 ppm)
  6. Sólidos disueltos totales: Contiene sales inorgánicas y algunas orgánicas disueltas en el agua. (por debajo de 5000 ppm)
  • Cubrir la piscina con un cobertor que impida que se acumulen residuos y que evite el congelamiento del agua
  • Pasar un robot limpiafondos dos veces al mes.
  • Filtrar el agua una vez por semana

Cubrir la piscina con una lona

Las lonas para piscina son un elemento básico para mantener la piscina en buen estado, limpia y segura. No sólo se utilizan para cubrir la piscina en otoño sino también para mantener la temperatura del agua en verano.

Las principales razones para cubrir una piscina con una lona son:

  • Limpieza
  • Ahorro
  • Seguridad
  • Menos mantenimiento
  • Comodidad