En épocas de bajas temperaturas, es posible que descuidemos nuestra piscina y no tengamos en cuenta una serie de factores que son importantes a la hora de mantener a largo plazo a nuestra gran aliada de los veranos. Uno de esos factores, es mantener el agua limpia y desinfectada con pastillas de cloro mientras no la ocupamos. ¿Porqué? Porque mantener el agua de la piscina nos ayuda a proteger el material de la piscina, ahorrándonos elevados costos de limpieza y mantenimiento o, arreglos por roturas, las cuáles son mucho más graves y costosas.

¿Por qué pastillas de cloro y no cloro líquido?

Necesito el cloro para mi piscina para prevenir la acumulación de suciedad, agua verde, enfermedades, infecciones, etc. La mejor manera de mantenerlo es a través de pastillas de cloro.

En una respuesta simple, las pastillas de cloro son las más utilizadas en el mantenimiento de piscinas, ya que, con su desintegración lenta, va proporcionando a la piscina la cantidad adecuada, facilitando el mantenimiento y otorgando mayor durabilidad. Además, sus componentes se ven más concentrados y, por lo tanto, más potentes que el cloro líquido.

¿Debo preparar mi piscina antes de utilizar pastillas de cloro?

Para un correcto funcionamiento de las pastillas de cloro, debo regular el nivel de PH en el agua para que no se pase de ácido o alcalino, haciendo que se encuentre entre los niveles de 7,2 y 7,6. Esto es importante para que el cloro cumpla su función y no aparezcan “ojos rojos” o resequedad en la piel para los nadadores.

¿Cuál es la dosis de pastillas de cloro adecuada para mi piscina?

Se recomienda, que inicialmente se coloque una pastilla de cloro cada 10 días. Se necesitan 200 gramos por cada 25.000 litros de agua.

La segunda pastilla, se puede colocar una vez que la pastilla anterior se encuentre casi desintegrada. Esto se debe a que su efectividad no es la misma y, de ese modo, nos aseguramos un correcto mantenimiento.

¿Son recomendables las pastillas multiacción para el mantenimiento de mi piscina?

Muy recomendables, ya que además de mantenerla limpia, con una pastilla de cloro que también contiene alguicidas, clarificadores y antimicrobianos, podemos ahorrarnos un mayor esfuerzo de mantenimiento.

Como consejo se pueden utilizar bollas dosificadoras, para que las pastillas multiacción tengan una mayor durabilidad y no tengamos que ocupar demasiado tiempo en mantener la piscina limpia en invierno.