¿Estás pensando en instalar una pileta? Existe un abanico de opciones en cuanto al material de la piscina. Una de las opciones es la pileta de fibra. En esta nota te contamos cuáles son las características, su utilidad y algo más sobre las piletas de fibra de Mendoza.

Este material es escogido porque, además de ser fácil de instalar, tiene amplia resistencia. Pero, ¿de qué está hecha una pileta de fibra? Está formada por elementos pre-modelados. El material creado es resistente y a la vez flexible (lo que impide roturas por rigidez), una suma que le dará a la pileta más durabilidad y un mantenimiento más sencillo.

Sería raro que este material, la fibra, se deforme porque su material flexible impide roturas por rigidez, resistencia, durabilidad y más rendimiento. La composición de las fibras de vidrio permiten mayor durabilidad que los otros materiales.

La mejor opción es instalar una piscina de este tipo en Mendoza, ya que ésta es considerada una zona sísmica. Que sea flexible permite que se reduzca el riesgo de filtraciones y roturas por movimientos del terreno o simplemente por el uso.

Al momento de instalarla en Mendoza hay que tener en cuenta: el terreno, la accesibilidad, que la ubicación sea la adecuada y el equipamiento que sea necesario para que esté en buen estado y cuidado. Siempre es mejor asesorarse con un especialista, para darle la mejor utilidad.

asava

Existen diferentes modelos de pileta de fibra en Mendoza

Existen 7 tipos: emperador, atlantis, nórdico, minimalista, jacuzzi, relaxa y oval. Cualquiera sea el modelo elegido requiere de un mantenimiento específico.

El mantenimiento es anual. En la mayoría de los casos, el cuidado de la pileta se hace en temporada alta, ya que el uso que se les da es mayor.

Pero, no debemos dejar de lado el cuidado durante las épocas de bajas temperaturas. Es recomendable, que durante el otoño e invierno se le brinde el mismo cuidado que en el verano.

Comúnmente al llegar el invierno se vacía y esto no debe hacerse. La mejor opción es mantenerla llena para evitar daños, ahorrar, no perder tiempo. Otra de las ventajas es que el agua se puede mantener limpia durante años y, lo mejor de todo, ¡el patio se verá bien ambientado en todas las temporadas!