Las piscinas son excelentes para poder disfrutar un buen momento en familia, y poder sentirse aliviados contra el calor. Pero no hay que olvidar, que el agua puede ser peligrosa para los niños cuando no se tienen las precauciones necesarias. En esta nota sobre seguridad infantil te recomendamos como garantizar la seguridad cuando estén dentro y fuera del agua.

Los accidentes en piscinas pueden ocurrir en cualquier época del año, pero es en verano cuando los padres deben hacer énfasis en la seguridad de los más pequeños para evitar algún accidente.

CONSEJOS:

  • Aislar la piscina de los niños:

Es importante tener en cuenta la colocación de una valla o cerco de seguridad que rodee la piscina. Se recomienda que el cierre sea de al menos un metro y medio de altura para que los niños y bebes no puedan trepar o traspasar. Ten mucho cuidado con los bordes, escaleras y toboganes: si están húmedos, pueden ser muy resbaladizos.

  • Constante supervisión y vigilancia de los niños:

Nunca des la espalda a tus hijos cuando estén dentro o cerca del agua, bastan unos segundos para que puedan estar en serio peligro. Establece turnos para que haya un adulto permanentemente vigilando de manera que pueda intervenir de inmediato ante cualquier problema. Evita y elimina las distracciones, la principal causa de los fallos en la supervisión en las piscinas es un adulto distraído, contestando al teléfono o yendo al interior de la casa.

  • Protegelos con chaleco salvavidas:

Los flotadores, tablas, manguitas y otros dispositivos flotantes dan a los niños y padres una falsa sensación de seguridad, éstos deben usarse exclusivamente con supervisión adulta cercana. La opción más recomendable y segura es un chaleco salvavidas homologado.

  • Llevalos a clases de natación o de habilidades acuáticas:

Saber nadar proporciona seguridad y disfrute, pero no protege totalmente ante el posible ahogamiento. Es necesario conocer cómo manejarse en el agua, ya que al trabajar reacciones de flotación y supervivencia, incrementan su eficacia a cualquier edad. Es trabajo de los papás aprender, poner en práctica y transmitir a sus hijos todas las reglas de seguridad dentro de la piscina y, por encima de todo, enseñar con nuestro ejemplo.

  • Retira todos los juguetes de la piscina;

para evitar que tus hijos se sientan atraídos por éstos y decidan lanzarse al agua. Además, no se debe permitir que los niños se acerquen a los puntos de drenaje de la piscina, ya sea que estos estén cubiertos o no, ya que un pequeño descuido podría hacer que el pelo u otra parte del cuerpo del menor sea succionado y quede atascado en el agujero. Hacelos partícipe de su seguridad, pediles que te ayuden a recoger los juguetes y a cerrar la piscina.

Si hay niños en casa, VODA les recomienda inclinarse por nuestro Modelo Minimalista con playa húmeda, así tus niños tendrán un espacio amplio y seguro para jugar.