Transitamos la época más fría del año, momento en el que debemos dejar de lado los días de descanso bajo el sol en nuestro jardín y relegar el uso de nuestra piscina. Las bajas temperaturas no implican tener que dejar de lado el cuidado de nuestra piscina en lo que resta del año es por eso que hacemos esta nota sobre las ventajas y desventajas de una piscina llena todo el año.

De hecho, es recomendable intentar llevar a cabo todas las actividades necesarias para comenzar a prepararla para la próxima temporada de verano. Además, en la actualidad, los problemas de escasez de agua en nuestra provincia son importantes y, por este motivo, es conveniente conservar el agua de la piscina de un año a otro. De este modo podemos evitar tener que llenarla por completo todos los veranos.

Se puede rescatar el hecho de que cada vez son más las personas que deciden realizar esta tarea. Es bueno saber que existen productos que se emplean para el cuidado de la piscina y para poder preservar el agua. Estos productos bastan con echarlos dos veces a la semana  y con que, después de cada aplicación, se ponga en funcionamiento el sistema de filtrado. Otro aspecto importante del mantenimiento, es cuidar que la superficie no acumule demasiadas hojas secas que luego se depositen en el fondo.

Ventajas

La principal ventaja de mantener el agua lo constituye el favor que se le hace al medio ambiente, evitando hacer un consumo anual innecesario de agua. Sin embargo, conservar la piscina llena durante el invierno conlleva otras ventajas, como la de no perjudicar la estética del jardín, manteniendo este elemento de forma que proporcione belleza al conjunto del terreno. Además, esta opción implica que en el siguiente verano la piscina ya estará limpia y se ahorrará esta tarea, que es bastante costosa. Otra ventaja es la temperatura del agua, la misma ira incrementando con el pasar de los días cálidos y obtendrá una temperatura agradable al momento de disfrutar su piscina.

Desventajas

Una desventaja podría ser el hecho de que uno debe estar pendiente del cuidado de la piscina de enero a enero, los 12 meses del año. Para aquellos que no son amantes de pasar tiempo cuidándola, esta puede causarles una tarea engorrosa. Pero es recomendable que se tengan todos los recaudos tanto para preservar la piscina, como para contribuir al uso responsable del agua.